Difundir y promover la gastronomía de Chile a nivel nacional e internacional,  y lograr la unión de los cocineros de Chile permitiendo la valorización de la profesión.”

VISIÓN

“Trabajar para lograr la identidad de la gastronomía Chilena, realizando un rescate de sus productos endémicos, preparaciones tradicionales a nivel local, regional y nacional. Lograr la unión de los cocineros de Chile permitiendo la valorización de la profesión, el rescate de las tradiciones y utilización de los productos propios.”

La Federación Gastronómica de Chile nace del interés creciente de muchos profesionales connotados, de experiencia, con trayectorias envidiables, y otros con poco a su haber, que se reunieron convocados por el deseo de unificar la cocina Chilena, estas reuniones, fueron dejando un mensaje muy enriquecedor, valioso, que perdura, estas reuniones llamadas “mesas redondas”, las cuales dieron el primer impulso, sin estas reuniones nada de esto sería hoy realidad, gracias a esas jornadas, nos conocimos, intercambiamos opiniones, descubrimos que no estábamos solos en esta tarea, también aprendimos a tolerarnos, a reconocer que otros podían hacerlo mejor uno mismo, también a descubrir, que las motivaciones de algunos eran diferentes a las de otros.

En un ánimo de hacer más eficiente este trabajo; “que consistía en la conformación de una entidad”, que pudiese servir de soporte a todas estas grandes ideas, sin egoísmos, y pensando en el futuro de esta nuestra actividad, un grupo de profesionales continuamos con estas reuniones, no como un grupo de amigos, sino con actitud y mostrando un respeto mutuo por trabajar con seriedad y organizados, porque de los errores de los demás también se aprende.

Al cabo de 5 meses de trabajo, en las cuales se establecieron los alcances de esta federación y conquistando con estas ideas a las asociaciones regionales fundadoras, nació FEGACH, Federación Gastronómica de Chile, que posee objetivos muy ambiciosos, que estamos seguros se irán cumpliendo paso a paso, anhelamos que cumpla con las expectativas de muchos como nosotros, que se logre esta unión culinaria sobre la base sólida entendiendo que nadie es “dueño de la verdad” y así como también que “hay que escuchar la voz de la experiencia”… para utilizar otra máxima.

ASOCIACIONES SOCIAS